domingo, 27 de junio de 2010

Curiosidades de la opera

   Nadie sabe con exactitud quién tuvo la original idea de actuar cantando en una escena dramatizada. Surgió de la tendencia que tenía la aristocracia por la diversión. Las primeras representaciones de estilo operístico comenzaron siendo una parte de las fiestas de la corte. No era necesario un lugar determinado para su puesta en escena, sino que, por el contrario, era suficiente con el salón de gala de un palacio renacentista y los buenos cantantes e instrumentistas con que contaba la servidumbre de palacio. Pero también el público, integrado por familias aristocráticas y sus distinguidos invitados, estaba instruido desde el punto de vista musical y participaba a menudo de la obra. Como seres divinos y míticos, los nobles se interpretaban a sí mismos.
A mediados del siglo XVI se inició una fuerte relación entre la palabra y la música la cual necesitaba una base teórica. Para esto se tomaron como modelo las antiguas tragedias griegas, sobre las cuales se habían logrado juntar la palabra y la música en una unidad.
La palabra ópera que en latín e italiano significa obra, no se utilizaba antes de 1650 para las piezas de teatro musical, sino que se usaba el término de drama o fábula musical en las que se intercalaba el texto con formas musicales llamadas madrigales que era la manera más popular de expresión vocal del siglo XVI y principios del XVII.
Con el posicionamiento del drama musical en Italia, lo que más tarde sería la ópera, puede afirmarse que esta época ya estaba madura para la aparición de un genio que cristalizara el auténtico drama musical, así fue como apareció Claudio Monteverdi nacido en 1567 en Cremona y fallecido en 1643 en Venecia.
La ópera seria es el género operístico italiano que se formó hacia finales del siglo XVII a partir de diferentes elementos estilísticos y se convirtió en un arte escénico prominente. Los temas procedían de la mitología grecorromana y de la historia y estuvo en su apogeo aproximadamente hasta 1770. El barroco, el clasicismo, el romanticismo y el verismo en la ópera también se vieron reflejados en sus temáticas.
    La ópera bufa es el género operístico italiano independiente que se desarrolló entre los siglos XVIII y XIX. Nació cuando en la ópera seria se realizaban intermedios y en ellos se llevaban a escena fragmentos cómicos de un tema determinado. La ópera bufa más conocida es El Barbero de Sevilla de Gioacchino Rossini.
La zarzuela es el teatro musical español hablado y cantado a la vez, equivalente a la opéra-comique francesa, al singpiel alemán, a la ballad opera inglesa y a la opereta vienesa. Surgió como un pasatiempo agradable que permitiría la diversión y el disfrute de los asistentes al teatro, por la comedia inmersa en las tramas de los argumentos como por el atractivo de su música lleno de melodías pegajosas y con ritmos y danzas conocidos que van desde las jotas y pasodobles hasta los tangos y habaneras.
La ópera cómique es el género operístico francés que surgió en la primera mitad del siglo XVIII y sirvió como modelo para el nacimiento del Singspiel en Alemania y de la opereta. La ópera cómica se compone de diálogos hablados y números de canto con contenidos cómicos pero también líricos y románticos, aunque en determinados casos también figura la tragedia como en la ópera Carmen de Georges Bizet.

No hay comentarios: