martes, 20 de abril de 2010

Vivaldi y la inquisición

           Un día cuando Vivaldi estaba diciendo misa, le vino a la cabeza el tema de una fuga. Inmediatamente dejó el altar donde oficiaba y se fue a la sacristía para escribir el tema... Se le denunció a la Inquisición, que afortunadamente le consideró como un músico, es decir como un loco, y se limitó a prohibirle que siguiera diciendo misa.

No hay comentarios: